LO QUE LA VERDAD ESCONDE

agente naranja

En los últimos días he navegado por algunas webs corporativas leyendo qué es lo que escriben las multinacionales sobre Responsabilidad Corporativa. Me gusta especialmente la de la empresa americana DOW CHEMICAL COMPANY, con 43.000 empleados en todo el mundo, una de las multinacionales químicas mayores del mundo: “El compromiso y filosofía de Dow, reflejados en sus valores de convivencia y respeto hacia el Medio Ambiente, el entorno y la sociedad, se fomenta en el espíritu de participación de la comunidad vecina en las distintas actividades que desarrolla”.

Leyendo esto parece imposible que durante la Guerra de Vietnam que enfrentó al norte, apoyado por la URSS y China, con el sur, apoyado por Estados Unidos, la multinacional química (entre otras como Monsanto) fabricara agente naranja y napalm, dos productos químicos que arrasaron buena parte del territorio vietnamita “devolviéndolo a la edad de piedra”… como dijo el general Curtis LeMay, del ejército americano. No sólo eso, sino que las consecuencias de la guerra química en la población se siguen sufriendo tres generaciones después.

Recuerdo en el museo de la guerra de Ho Chi Minh City, como una historia de entre las decenas de historias provocadas por el agente naranja, me impactó más que el resto. Era la fotografía de una niña con colmillos, deforme, que vivía dentro de una jaula de gruesos barrotes de madera. Sus padres no le abrían la puerta ya que se lanzaba a morder todo lo que encontraba por su camino. Tan sólo cuando su atrofiado cerebro era consciente, sollozaba “mamá”… O las decenas de casos de bebés siameses, condenados a estar unidos de por vida o a morir (muy probablemente) en una arriesgada operación. Realmente es mejor que no busquéis las imágenes de google al escribir “agente naranja”.

Sigo leyendo sobre Responsabilidad Corporativa, y me topo con una de las farmacéuticas mayores del mundo: MERCK, nacida en 1668 en New Jersey, Estados Unidos… Entre sus párrafos “responsables” cita: “Pertenecemos al Global Compact de Naciones  Unidas, con lo que nos obligamos a respetar a escala mundial los derechos humanos, a mantener relaciones laborales justas, a respetar el medio ambiente y a luchar contra la corrupción.”

Bien, pues Merck en 1912 descubrió como sintetizar el MDMA, comúnmente conocido como “éxtasis”. Hasta aquí podríamos afirmar que tiene cierta lógica, dado que se trata de una empresa químico farmacéutica y que determinadas drogas se podrían utilizar para desarrollar importantes fármacos. Parece ser la industria farmacéutica siguió investigando el MDMA y en 1919 sintetizó lo que hoy conocemos como metanfetamina. Esta droga era ingerida por los kamikazes japoneses en la Segunda Guerra Mundial para, completamente “extasiados” se estrellasen contra sus objetivos, ya fueran ciudades o puertos americanos, como Pearl Harbour… en el mismo país donde nació Merck.

Saltemos de empresas químicas y farmacéuticas a empresas de accesorios de moda, colonias… La responsabilidad corporativa de HUGO BOSS reza: “With this code of Conduct all employees of HUGO BOSS across the world are obliged to adhere to maintaining ethical business practices, fair conduct and compliance with all laws – without exception.” (Con este Código de Conducta, todos los empleados del mundo de Hugo Boss, están obligados a mantener estas prácticas de negocio éticas, una conducta justa y el cumplimiento de todas las leyes – sin excepción).

Resulta curioso leer que la compañía, que lleva el nombre de su fundador: Hugo Ferdinand Boss, fue un convencido partidario nazi que obtuvo la licencia de Tercer Reich para la confección de los uniformes paramilitares del régimen de Hitler.

A continuación podéis ver algunos de sus trajes.

hugo boss

Y por último, y siguiendo en el mismo período, comentaré que en Alemania todavía está prohibido crear marcas comerciales con las siglas NSDA. Esto es debido a que NSDA es el acrónimo de Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei, el partido político de Adolf Hitler.

Para ser justo, resaltaré que la marca comercial que voy a comentar, menciona que su nombre proviene del apellido nobiliario de un conde británico, sin embargo, la marca LONSDALE, creada en 1960, incluye las siglas del partido del führer, y seguramente es por ello que ha podido hacerse un hueco entre aquellos a los que les gusta la estética y simbología neonazi…

Por último, algunas de las noticias relacionadas con estas afirmaciones:

Un tribunal surcoreano condena a Dow Chemical por su responsabilidad con el agente naranja en Vietnam: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/99936-seul-monsanto-agente-naranja-vietnam (los afectados por el agente naranja americanos recibieron sus compensaciones económicas por parte de las multinacionales químicas, pero nunca los vietnamitas)

La marca alemana Hugo Boss pide disculpas por su pasado nazi: http://www.bbc.co.uk/news/world-europe-15008682

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website