VIVIR AL LADO DEL CENTRO MUNDIAL DE EPIDEMIAS – PARTE II

Vivir a escasa distancia del CENTRO MUNDIAL DE EPIDEMIAS (CDC) no es mi ideal de programa de intercambio universitario tranquilo en los Estados Unidos, sin embargo, así era: los apartamentos donde vivíamos y el CDC, tan sólo estaban separados por el hermoso bosque donde algunas veces salía a correr.

La rumorología nos hacía creer en algún momento que el CDC podía ser uno de los objetivos principales en caso de atentado. La anterior Guerra en Irak, ya había demostrado que la guerra bacteriológica era un importante factor de destrucción en el campo de batalla. Esa misma guerra dio a luz al tristemente afamado ANTHRAX, una bacteria en forma de polvo blanco que en muchos casos conducía una muerte virulenta e inminente. La primera semana de octubre, reanudadas las clases en la Universidad, continuamente nos sorprendían noticias de que sobres con ANTHRAX habían sido enviados a medios de comunicación (como a las cadenas televisivas ABC, NBC, CBS, los diarios NEW YORK POST o THE NATIONAL ENQUIRER) y organismos estatales. Hubo casos de contaminación y la bacteria causó cinco muertes. Las cartas llevaban el siguiente mensaje:

09-11-11

ESTO ES LO QUE SIGUE

TOMA PENICILINA AHORA

MUERTE A AMÉRICA

MUERTE A ISRAEL

ALLAH ES GRANDE

Todas estas noticias, sumadas a las amenazas de atentados en las centrales nucleares al norte del país (Illinois y Michigan) nos infundían intranquilidad.

Si quieres leer más, visita http://www.laguiatravel.com/eeuu1.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website