EL NIÑO A LA DERIVA: EL JOVEN ELIAN GONZALEZ

En noviembre de 1999, la madre de Elían y el pequeño de seis años, huyeron de Fidel Castro y de su ex-marido, como “balseros” intentando llegar a las costas de Florida. Durante la travesía, la madre de Elían, junto con otros diez “balseros” mueren, y la barca va a la deriva con el pequeño, hasta que finalmente llega a la costa americana. La ley americana de “WET FEET, DRY FEET” (“pies mojados, pies secos”) dicta que los cubanos que son hallados en la costa, pueden solicitar asilo político, mientras que los hallados en el mar, son devueltos a Cuba. Así que las autoridades americanas entregaron al niño bajo la custodia de su tío abuelo, residente en Miami. Sin embargo, se inicia una batalla diplomática entre Cuba y Estados Unidos. Fidel Castro exige la devolución del niño a manos de su padre, residente en La Habana y los parientes del niño residente en Miami, remueven cielo y tierra para que el pequeño reciba asilo político. Se unen a ellos famosos artistas cubanos en el exilio.

Finalmente, el Departamento de Justicia americano dicta que el niño sea devuelto a su padre y un equipo del ejército americano tiene que entrar por la fuerza a coger al niño. La foto que se realizó en el momento del asalto por ALAN DÍEZ, ganó el PREMIO PULLITZER en 2001.

Posteriormente, “Eliancito” llegó a Cuba los días en los que yo estaba en La Habana, y el pequeño fue recibido como un triunfo político del Gobierno castrista frente al capitalismo americano gobernado por Bill Clinton.

Si quieres leer más, visita http://www.laguiatravel.com/cuba.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website