LA LOCA DEL MUELLE DE SAN BLAS

muelle de san blas

Hace algún tiempo me sorprendió una noticia en prensa que rezaba: “Muere Rebeca Méndez, la loca del muelle de San Blas” (año 2012)… Pronto recordé la canción de Maná que, para serles sincero, nunca fue santo de mi devoción… Pero después de leer la historia, escuché con atención la historia real que relataba:

Por lo visto, en la primavera de 1971, una joven de 22 años, Rebeca, se prometió con un pescador llamado Manuel en Nayarit (México). Iba a casarse con él al cabo de cuatro días, sin embargo, Manuel, tuvo que partir a faenar a la mar junto a otros hombres. Algo sencillo que le permitiría llegar a la boda.

Pues bien… la mañana del cuarto día, Rebeca lo fue a recibir al muelle con su vestido de novia y su hermoso ramo. Pero Manuel no llegó… ni tampoco al día siguiente, ni al otro, ni al otro… Rebeca tenía 22 años, y a partir de aquel momento bajó todos los días de su vida al muelle de San Blas hasta los 63 años… enloqueció. Los turistas le dejaban comida, e iban a saludar a aquella mujer enraizada en el viejo muelle que miraba al horizonte. Algunos vecinos le decían con pena: “marche a su casa a descansar, Rebeca…”, a lo que aquella mujer fantasmagórica de pelo gris, ceñida en un vestido de novia roído por los cangrejos y maltrecho por el paso del tiempo, con la piel curtida por el sol, y un ramo hecho de flores muertas, les contestaba sonriendo: “No puedo, quiero que Manuel vea que lo he venido a recibir. Mañana nos casaremos, ¿sabe?”…

Manuel nunca apareció y Maná le dedicó esta canción después de conocerla en el mismo muelle donde murió.

No me cansaré de decirte que “si no haces locuras, nunca tendrás un bonito recuerdo…”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website