LAS MINAS DE WANDA

minas-de-wanda

Hoy visitamos las Minas de Wanda, el Iguazú, la zona comprendida entre Paraguay, Argentina y Brasil, mundialmente conocida por sus saltos de agua.

Por lo visto las minas se originaron tras los movimientos tectónicos que también crearon Minas Gerais, las mayores minas de Sudamérica y de hecho, las Cataratas de Iguazú.

Allí la guía nos explica el método para descubrir las piedras preciosas: los mineros dinamitan una zona y tratan de buscar vetas. Las vetas son líneas blancas en la piedra que indican dónde está la piedra preciosa o geoda. Esto es así porque la veta es una sedimentación de piedra caliza que se sitúa cuando se unen dos piezas de magma. En algún lugar cercano, este magma habrá encerrado algún gas, como magnesio, y con la solidificación se crearán estos minerales.

En la mina hay piedras preciosas y semipreciosas. Las preciosas son las que tienen dureza superior a 7 y las semipreciosas, menos de 7. La más dura de las piedras es el diamante, con dureza 10, pero no hay diamantes en Wanda. El mineral más precioso es de dureza 9 y es el Agua Marina, aunque también se encuentran Topacios y Amatistas.

Por lo visto, cuando un minero encuentra una Geoda, si es una buena roca, tendrá unas 200 ó 300 piedras preciosas dentro, siendo las más valoradas las hexagonales, ya que el joyero o el artesano, podrá hacer 70 caras de esa piedra hexagonal y venderlo en joyería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website