FATIMA, LA NIÑA GUATEMALTECA DE 5 AÑOS QUE ME ENAMORO

Pasar semanas como cooperante requiere de momentos o de días de relajación. Así que el último fin de semana que estamos en Guatemala, nuestra familia de allí nos lleva al Pacífico, a la playa de Tilapa, a la que llegamos tras navegar por el Río Naranjo.

Llegamos al Hotel Pacífico. Las habitaciones parecen de un presidio, los colchones son de paja y el baño no está cerrado. Además, los insectos nos adelantan que la noche no será fácil…

Enseguida nos bajaremos a una playa negra de arena volcánica. Por lo visto, en la arena, las tortugas marinas dejan enterrados sus huevos, y al cabo de un tiempo, las tortuguitas salen al mar.

Después nos vamos a la piscina del hotel, donde nos estarán esperando Raquel, Jocelyn, Tito, Ricky. Estaremos como en el paraíso bañándonos y estirados en las hamacas, y allí pasaremos el resto del día jugando con los hijos de los dueños.

De repente aparece una mocosa llamada Fátima que me encandila. Una niñita mulata de 5 años que no deja de reír a carcajadas y que me insiste una y otra vez a que la coja, mientras huye alrededor de la piscina. Es la hija de los dueños del hotel. En una ocasión, esa criatura de 5 añitos me llama “cara de mono” (espero que sea por la barba que llevo), a lo que yo le respondo: “y tú…caraculo”… La niña frunce el ceño, y enfadada me contesta: “¡Mal criado!” y se marcha con los brazos en cruz.

Entre risas pasaremos la mañana y después comeremos de nuevo pescado y carne. Esta vez, probaremos el ceviche, un plato de gambas peladas, con cebolla, pimiento…

Si quieres leer más, visita http://www.laguiatravel.com/guatemala.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website