INDIANA JONES Y EL ORO AFGANO… UNA HISTORIA REAL

indiana jones

La siguiente historia os gustará… Es real y bien podría ser el argumento de la próxima película del más conocido de los arqueólogos. Allá vamos… qué se apaguen las luces… empieza la sesión:

“Alejandro Magno conquistó el espacio comprendido desde Macedonia hasta la India. Durante el período en el que fue emperador, su máximo enemigo, por el que sentía también admiración, fue el rey persa Darío, quien fue traicionado por uno de los generales de su ejército: Bessos.

Cuando Alejandro encontró a Darío moribundo, el emperador macedonio le prometió al persa vengarlo por haber sido su gran rival. Así no descansó hasta acabar con Bessos, convertido en el rey persa Artajerjes V.

Conquistado el imperio persa por Alejandro, cuenta la leyenda que en una de las regiones de Oriente, Bactria, la actual Afganistán, los macedonios escondieron ingentes cantidades de oro que pertenecía a los bactrios. Algunos historiadores cuentan que la verdadera razón por la que se envenenó a Alejandro a los 33 años, fue por ese tesoro.

Pues bien, años después de la muerte del emperador, los bactrios fueron conquistados por los kushán, que se apoderaron del oro… y posteriormente, estos fueron conquistados por otras civilizaciones en el siglo III.

Los años pasaron, y la leyenda se enterró en la arena del desierto…

En 1922 se organizó la primera excavación a cargo del arqueólogo Alfred Fucher sin resultados positivos. Sin embargo, al cabo de unos años, en Kunduz, al norte del país, se encontró un depósito lleno de monedas de plata. Precisamente, fue en una cacería organizada por el propio rey de Afganistán, Zahir Shah, en los alrededores de esa zona, cuando el rey tropezó con un triángulo gigante bajo el suelo. Allí se descubrió el contorno de una ciudad entera. Se trataba de una ciudad griega rodeada de murallas con un gran palacio en el centro.

Zahir Shah gobernó  hasta 1973, cuando fue depuesto por su hermano el príncipe Dahud. A partir de esta fecha los soviéticos empezaron a hacerse fuertes en el país. En esa época, el arqueólogo soviético Victor Sarianidi empezó a trabajar en una excavación en la localidad de Shibargan… y allí encontró Yemshi Tepe una gran ciudad que los kushán heredaron de los griegos y en cuya colina Tilya Tepe al poco tiempo se encontró uno de los mayores yacimientos arqueológicos de objetos de oro jamás encontrados.

Estas joyas fueron transportadas al Banco Central de Kabul, y encerradas bajo siete llaves que tuvieron que guardar siete desconocidos repartidos por distintos lugares tanto del país como del planeta.

Sin embargo, en 1978, cuando aún quedaba mucho oro por descubrir, se inicio una guerra de 23 años en la que las milicias islamistas se enfrentaron con las soviéticas. En plena Guerra Fría, las milicias islamistas fueron apoyadas por Estados Unidos… y equipos de élite americanos entrenaron a los milicianos, entre otros a un joven soldado saudí, de la familia Bin Laden. Las milicias islamistas empezaron a vender el oro hallado para comprar armamento, tal y como se detectó el encontrar importantes piezas de oro en casas de subastas como Sotheby.

Finalmente, los rusos se retiraron en 1989. La situación en Afganistán era altamente inestable lo que fue aprovechado por los veteranos de la guerra anticomunista: los talibanes. En 1995 comenzaron una destrucción y un expolio masivo del patrimonio histórico-artístico afgano. El oro afgano también se encontraba en el punto de mira de los talibanes. Apresaron al ex-presidente Nayibulá y a su hermano, quienes nunca revelaron donde se hallaba el oro. Finalmente, los torturaron, castraron y colgaron en el centro de Kabul…

Los talibanes intentaron, hasta en tres ocasiones, bombardear el Banco Central de Kabul. En el último intento entraron en el Banco Central secuestrando a los empleados. Uno de ellos les informó que hacían falta siete llaves para abrir la cámara. Tras apalear a los trabajadores y probar todas las llaves que tenían en su poder, optaron por volar la cámara con dinamita. Pero los empleados les informaron que la cámara estaba diseñada de forma que si alguien la volaba, el edificio entero se derrumbaría. No lo consiguieron.

El régimen talibán fue derrocado tras el ataque del 11 de Septiembre de 2001 y se formó un gobierno interino encabezado por Karzai. El nuevo presidente, reunió a los siete garantes de las llaves para abrir la cámara del tesoro y, finalmente, descubrieron que allí seguía el oro de los bactrios…

En el verano de 2009, el tesoro se expuso por primera vez fuera de Afganistán, en Nueva York.”

Fuente: http://www.nationalgeographic.com.es/articulo/historia/secciones/8193/tesoro_tillya_tepe_civilizacion_perdida_afganistan.html?_page=2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website