LA DESAPARICION DEL PENE DE OSIRIS

Los grandes Dioses de la mitología egipcia se dividen en dos matrimonios: ISIS y OSIRIS (los buenos) y SETH y NEFTIS (los malos). OSIRIS era el faraón, por lo que SETH sentía envidia, así que le hizo las mil y una… Una de ellas fue enterrarlo en un sarcófago y tirarlo por el Nilo abajo (pero esta historia y de como sobrevivió, será contada en otra ocasión).

La historia que hoy nos ocupa es la última y definitiva que le hizo SETH a OSIRIS (que además era su hermano). Esta historia da explicación al rito de la MOMIFICACIÓN, a por qué Egipto se divide en 42 provincias, y a por qué el pez es un animal sagrado en el país de los faraones…

Por lo visto, el Dios SETH, ya que no sabía como deshacerse de su hermano, pensó en descuartizar en 43 trocitos a su hermano OSIRIS y distribuirlo por todo Egipto.

NEFTIS, esposa de SETH, se dio cuenta de la maldad de su marido, y ayudó a ISIS a recuperar todos los pedazos de su marido OSIRIS. Consiguieron recuperar 42 partes, sin embargo, una fue irrecuperable: el pene, dado que se lo había comido un pez del Nilo y, por tanto, pasó a ser un pez sagrado (y Egipto pasó a distribuirse en 42 provincias…).

ISIS y NEFTIS juntaron todas las piezas y las vendaron. Entonces ISIS, Diosa de la magia, convertida en un ser alado, sobrevoló el cuerpo vendado y lo volvió a dotar de vida, pero esta vez, OSIRIS pasó a vivir en el más allá, y dejó el trono de Egipto a su hijo HORUS… quien seguiría aguantando las perrerías de su tío SETH…

Si quieres leer más, visitia http://www.laguiatravel.com/egipto.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website