LAS CATARATAS DE IGUAZU – PARTE I

6

Nos vienen a buscar al hotel para dirigirnos a la parte brasileña de las Cataratas de Iguazú. Las cataratas están divididas en dos países: Brasil y Argentina. Por lo que conocemos de antemano, la parte brasileña es más panorámica y la parte argentina permite estar más cerca de los saltos importantes, como la Garganta del Diablo o San Martín.

La excursión partirá del Hotel Das Cataratas. Será una travesía de una hora y media hasta llegar a Porto Canoas.

Por lo visto, Iguazú son unas cataratas naturales formadas por el corrimiento de tierras basálticas. Sin embargo, existe una leyenda guaraní que explica que un guerrero indígena llamado Caroba, escapó en una canoa con la joven Naipur, de la que el Dios de los bosques estaba enamorado. Esto desató su furia y quebró el lecho del río, haciendo que Naipur cayera por la cascada y se convirtiera en roca y que Caroba también cayera pero convirtiéndolo en árbol, condenado a observar eternamente a Naipur convertida en roca.

Iguazú son las cataratas más anchas del mundo con 2,7 kilómetros, de los cuales 2,1 kilómetros están en el lado argentino y 0,6 en el lado brasileño. Las cataratas las componen 275 saltos dependiendo de la época del año. El salto más grande es la Garganta del Diablo, con 80 metros de altura. El segundo salto más alto es San Martín, famoso salto que ha salido en películas como La Misión o Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal. No son las más caudalosas. Este honor le pertenece a las Cataratas del Niágara, aunque éstas no son naturales como Iguazú, sino artificiales.

Igualmente, el salto más alto en el Niagara es de 56 metros de altura. Asimismo, tampoco son las más altas, ya que este honor es de las Cataratas Victoria en Sudáfrica, con una altura de más de 100 metros. Cabe matizar que el Salto del Ángel en Venezuela es el salto de agua más alto del mundo (cerca de 1 kilómetro de altura), pero es un solo salto, no unas cataratas como Victoria, Niágara o Iguazú.

Las cataratas pertenecen al río Iguazú, que nace al este de Brasil, y a 23 kilómetros al oeste, se une con el río Paraná, el segundo río más grande de América, después del Amazonas.

Los pueblos que rodean las cataratas son Foz do Iguazú (con unos 300.000 habitantes), Ciudad del Este de Paraguay (con unos 125.000 habitantes) y Puerto de Iguazú de Argentina (con 40.000 habitantes).

Como curiosidades del Parque Nacional de Iguazú nos comentan la presencia de jaguares. Por lo visto, en 1997, un jaguar mató a un niño. La recomendación si te encuentras un jaguar es, primero, no darle la espalda y segundo, no correr. Muy fácil sin la bestia parda delante….

La otra curiosidad es que en los años 30 del siglo pasado, antes de que construyeran las pasarelas sobre las cataratas, las excursiones para turistas se hacían en barcas que se acercaban peligrosamente al borde de la catarata, mientras el barquero remaba a contra corriente. Sin embargo, en 1938, el barquero se vio vencido por la corriente y cayeron por los 80 metros de altura de la Garganta del Diablo, él y los siete turistas alemanes, que evidentemente, fallecieron.

Tras la maravillosa visita a las cataratas, llegaremos a Porto Canoas donde cogeremos el autocar de nuevo para ir a conocer a Foz do Iguazú y después, cruzaremos de nuevo la frontera y volveremos al Hotel Carmen.

Si quieres leer más, visita http://www.laguiatravel.com/argentina.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website